BMW M8 GTE: la más avanzada tecnología para un coche de leyenda

El BMW M8 GTE disfrutó de un exitoso lanzamiento el 1 de julio de 2017 en la planta de BMW Group en Dingolfing (Alemania), el mismo lugar donde se fabricará el modelo de producción del nuevo BMW Serie 8. La cercana relación entre el vehículo de producción y el de carreras es una de las piedras angulares del desarrollo del BMW M8 GTE. Los conocimientos que se obtengan durante las carreras con el nuevo vehículo en el Campeonato Mundial de Resistencia FIA y en el campeonato WeatherTech SportsCar Championship (IWSC) de la IMSA en Norteamérica se incorporarán directamente al desarrollo del modelo de producción, que se está desarrollando en paralelo al proyecto de competición.

“El BMW M8 GTE es nuestro nuevo buque insignia GT y se enfrentará a los principales competidores de este sector”, afirmó Jens Marquardt, director de BMW Motorsport. “Para nosotros, la revelación del vehículo en el IAA es el próximo paso importante en el camino hacia nuestra primera salida al circuito, que planeamos para el 24 Horas de Daytona en 2018. El Campeonato Mundial de Resistencia FIA y la serie IMSA en Norteamérica son entornos de competición de primera categoría para nuestro nuevo modelo de carreras. Con el BMW M8 GTE, llevamos la tecnología innovadora a la clase superior internacional de las carreras GT, al mismo tiempo que regresamos a nuestra tradición en Le Mans. El desarrollo del BMW M8 GTE va según lo planeado y estamos impacientes de verlo competir por la victoria en 2018”.

Un nuevo grado de eficiencia

El motor V8 con tecnología BMW TwinPower Turbo, limitado por la normativa vigente a una cilindrada de 4,0 litros, cuenta con una potencia básica nominal de más de 368 kW (500 CV), en función de la clasificación. El bloque de cilindros y la culata están tomados del motor de producción y se fabrican en la fundición de aleación ligera de la planta de BMW Group en Landshut (Alemania). El trabajo de desarrollo se centra en conseguir la mayor eficiencia posible y la máxima durabilidad. El potente motor de producción es la base perfecta para ello. La transmisión del BMW M8 GTE funciona con una caja de cambios secuencial de seis velocidades de carreras.

La inteligencia artificial ofrece mayor libertad a los ingenieros

El “desarrollo virtual” desempeña un papel fundamental en el desarrollo del BMW M8 GTE. Por ejemplo, el control de la tracción se está desarrollando con la asistencia de un sistema de inteligencia artificial. La optimización de la topología con impresión 3D da a los ingenieros mucha más libertad en la búsqueda de soluciones innovadoras y creativas para el diseño del vehículo. La creación rápida de prototipos también les permite disponer de una nueva pieza como prototipo apto para el uso en solo 24 horas desde el desarrollo virtual.

You may also like...

Escuela de Judo AyluDescarga adrenalina y aprende con nosotros

Temporada 2019/2020 abierta

Más información