Fiat 500X: rey de los crossover

No nos cansamos de decirlo. La marcas conocen muy bien las tendencias del mercado y saben sobre que modelos echar el resto y apostar fuerte. Este es el caso del 500x, un crossover urbano que entra por los ojos, con tecnología de última generación, y en este caso, aderezado por un motor 1.0 tricilíndrico de 120 cv que es una maravilla a la hora de conducirlo.

Haciendo un poco de historia, debemos recordar que allá por el año 2007 y celebrando en 50 aniversario de la primera aparición del Fiat 500, este llegó a nuestro mercado con aires renovados y con un aire chic y ciudadano que le han convertido casi en un modelo de culto. 

Con un estilo inconfundible y casi diríamos que perenne ante el paso del tiempo, el 500 dio paso a las versiones L, pensado primordialmente para la familia, y la versión X, con aspiraciones algo mas aventureras y con imagen de Crossover.

Fiel a las demandas de los usuarios y con una línea continuista para no perder los genes de sus predecesores, el X sigue manteniéndose firme en el mercado y aporta motorizaciones modernas que le van a mantener como a uno de los más firmes candidatos si buscamos un coche ágil, moderno, espacioso, inconfundible y con los genes Fiat por los cuatro costados.

ESTILO INCONFUNDIBLE

El 500 X tiene un estilo claramente inconfundible. Los ingenieros italianos saben dar toques de “maestro” a cada una de sus producciones y las hacen diferentes y llamativas. También siempre lo digo, que para gustos están los colores pero, que el 500x es diferente y llama la atención, poca gente se va a atrever a negarlo.

De su frontal, llaman la atención lo enormes grupos delanteros, de forma ovalada y tres bien diferenciados en cuanto a tamaño y situación. Por supuesto, Full led, acompañados por un envolvente paragolpes acabado en cromado y relleno y por una rejilla negra que actúa como toma de aire. Destaca en el faro principal la personación que llevan con las inscripciones de Full Led Technology y 500.

Continuando con la vista lateral, las barras portaequipajes acabadas en cromado y las llantas acaparan las miradas, pero los grandes retrovisores terminados en el color de la carrocería  y las generosas superficies acristaladas no van a la zaga como acaparadores de atención.

En la parte trasera un pequeño alerón remata el cristal trasero albergando la tercera luz de freno y el paragolpes, continuando con el delantero, está acabado con tonos cromados. Las ópticas, en este caso con diseño casi cuadrado, siguiendo con lo hecho con los delanteros, están personalizados con un visible 500.

Después de este pequeño paseo virtual por las líneas exteriores del 500 x, nos adentramos en su interior y, si estiloso es su exterior, el interior no podía ser menos.

Al primer vistazo se nos van los ojos en las grande superficies acabadas con el mismo color rojo de la carrocería. En segundo lugar, el volante, de buen tamaño, acapara nuestra mirada. Multifunción, en el lado izquierdo acoge los mandos para controlar el teléfono y los datos del cuadro de mandos, mientras que en el derecho están los necesarios para controlar las ayudas a la conducción y el control de crucero.

El cuadro de relojes esta formado dos esferas laterales y una central de mayor tamaño. La izquierda nos mustra la velocidad, la derecha las revoluciones, mientras que la central, nos informa en los laterales de la temperatura de aceite y del nivel de gasolina, dejando el cuadrado central para una pantalla a modo de ordenador de abordo, que nos regala información a tiempo real de todo lo que sucede sobre nuestra conducción.

La consola central esta presidida por la pantalla táctil de 7 pulgadas que alberga el sistema multimedia Uconnect Live, que dota de conectividad Apple CarPlay y AndroidAuto, asi como el Navegador.

El espacio habitable que encontramos tanto en las plazas delanteras como traseras es mas que suficiente para viajar con comodidad 4 adultos, dejando la 5 plaza central trasera para urgencias, ya que para ella el espacio es bastante mas reducido. Como bonito detalle y signo inequívoco del estilo italiano, los asientos están bordados con enorme 500.

EN MARCHA

Jueguetón. Esa es la mejor descripción que podemos hacer del tricilindrico turbo de 1 litro y 120 caballos. Sus 1.200 kilos son movidos con soltura por las calles de las grandes urbes por el tres cilindros sin problema. Una dirección muy ligera y rápida de reacciones acompañada de una caja de cambios de 6 velocidades manual le convierten en un auténtico ratón de ciudad.

En un principio podemos pensar que en carretera y con carga se puede quedar escaso. No es así. A 120 km/hora parece que el motor no está en marcha ya que ni se le oye ni se le nota. Ahora, si no tenemos piedad con el pie derecho y subimos hasta la zona roja cerca de las 6.000 las cosas cambian… y las velocidades dejan de ser legales…

Con todo esto, llegamos casi a los 900 km de test y el consumo nunca ha superado los 7 litos de media, una cifra muy interesante teniendo en cuenta el tipo de coche al que nos hemos enfrentado.

CONCLUSION

Si buscas un coche con un diseño diferente, que marque las distancias en todos los sentidos, bien equipado tecnológicamente y con gran cantidad de ayudas a la conducción que aumentan la seguridad notablemente y aderezado con un motor tremendamente divertido, el 500X puede ser tu coche.

You may also like...