Nuevo Audi Q7

El Audi Q7 recibe una profunda actualización, tanto visual como técnica. Exteriormente muestra el nuevo diseño de la familia Q, ofreciendo una soberbia dinámica y un excelente confort, además de una habitabilidad superior. El concepto operativo digital, los faros HD Matrix LED incluyendo iluminación Audi láser y la tecnología de hibridación ligera Mild Hybrid son sólo algunas de las características destacadas. El nuevo Audi Q7 estará disponible en los concesionarios europeos a partir de mediados de septiembre. Su precio en el mercado español partirá de los 71.000 euros, que corresponde a la versión 45 TDI de 231 CV.

Diseño exterior: un aspecto imponente

El Audi Q7 muestra elementos SUV característicos del actual lenguaje de diseño de la marca. Eso incluye la gran parrilla Singleframe octogonal, con seis barras verticales cromadas como estructura. De esta forma, el SUV aparece aún más imponente. Las entradas de aire en dos secciones tienen un aspecto mucho más expresivo. Visto lateralmente, la zona de estribos subraya la distancia al suelo del SUV y, de este modo, sus capacidades fuera del asfalto. Los faros, opcionalmente con tecnología HD Matrix LED con luz láser, realzan la anchura del modelo con su contorno y su firma lumínica. La línea horizontal de la carrocería tiene su continuidad en el nuevo diseño de la parte trasera, en la que una llamativa banda cromada crea la conexión visual entre los estilizados grupos ópticos con su grafismo de aspecto técnico, añadiendo una sensación de anchura aún mayor. Los diseñadores han logrado una imagen definida con superficies tensas y planas que se extienden de lado a lado, especialmente en la zona donde se ubica la placa de la matrícula.

En el faldón delantero, los embellecedores de los pasos de rueda, el difusor trasero y los estribos laterales con una estructura de color antracita realzan el carácter SUV. En el mercado español, además del acabado básico, se ofrecerán las versiones S line y Black line, ambas caracterizadas por una estética más deportiva y un equipamiento de serie todavía más completo. También está disponible opcionalmente la terminación en carbono para los retrovisores exteriores y estribos. Los retrovisores exteriores pueden ir acabados en color negro. El Audi Q7 resulta particularmente llamativo con la línea exterior S line, que incluye de serie un blade en el paragolpes delantero, protecciones de bajos en la parte trasera de aspecto más deportivo, pintura completa y llantas de 20 pulgadas.

Tecnología Mild Hybrid de serie: los motores

Todos los motores del Audi Q7 están acoplados a un cambio tiptronic de ocho velocidades y a la tracción integral permanente quattro. En la fase de lanzamiento, el Q7 estará disponible con dos motores diésel. Poco después de su llegada al mercado, que tendrá lugar en septiembre, se sumarán a la gama una versión con motor de gasolina y un híbrido enchufable combinado con un V6 TFSI.

En el Audi Q7 45 TDI, el motor diésel produce 170 kW (231 CV) de potencia máxima y un par de 500 Nm. Esta versión acelera al gran SUV desde parado hasta los 100 km/h en 7,1 segundos y permite alcanzar una velocidad máxima de 229 km/h. En el Q7 50 TDI, el motor rinde 210 kW (286 CV) y 600 Nm. La aceleración de 0 a 100 km/h es de 6,3 segundos; y la velocidad máxima, de 241 km/h.

El motor superior es el nuevo tres litros de gasolina que equipa el Audi Q7 55 TFSI. Al igual que los dos motores diésel, está equipado con un turbocompresor. Sus cifras clave son las siguientes: potencia máxima de 250 kW (340 CV), 500 Nm de par, aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 6 segundos y velocidad máxima de 250 km/h, limitada electrónicamente.

La tecnología de hibridación ligera Mild Hybrid (MHEV), de serie, tiene un papel fundamental en la eficiencia que demuestran los motores. Este sistema puede reducir el consumo de combustible en hasta 0,7 litros por cada 100 kilómetros, en condiciones de utilización real. Su componente principal es un alternador-motor de arranque por correa (BAS), que alimenta un sistema eléctrico principal de 48 voltios, en el que una compacta batería de iones de litio almacena la energía. En las frenadas, el BAS puede recuperar hasta 8 kW de energía eléctrica y dirigirla a la batería. Si el conductor levanta el pie del acelerador a velocidades de entre 55 y 160 km/h, el Audi Q7 puede recuperar energía o avanzar en modo de marcha por inercia con el motor apagado hasta 40 segundos. El dispositivo BAS vuelve a arrancar el motor en cuanto se pisa de nuevo el acelerador, de un modo más rápido y suave que un motor de arranque convencional. El sistema start-stop opera automáticamente a velocidades inferiores a 22 km/h.

You may also like...