Suzuki S-Cross: el crossover con verdadera tracción All Grip

El Suzuki S-Cross sigue manteniéndose fiel a sus orígenes y es uno de los pocos crossover de su categoría que dispone un verdadero sistema de tracción a las cuatro ruedas. Su altura libre al suelo, versatilidad y robustez, le permiten ofrecer el carácter aventurero “Made in Suzuki”.

Madrid, julio 2019 – Suzuki lleva en sus genes la tracción total y un espíritu aventurero que impregna a todos sus modelos. El primer automóvil de Suzuki, el LJ10 de 1970, fue un 4×4; y desde esa fecha se han acumulado cerca de 50 años de experiencia y desarrollo en tracción total y comportamiento off road.

El Suzuki S-Cross dispone de tracción a las cuatro ruedas desde su primera generación, denominada SX4 y nacida en 2006. Este modelo incluso compitió en la máxima categoría el Campeonato del Mundo de Rallyes las temporadas 2007 y 2008, en las que el SX4 WRC sirvió como banco de pruebas de los más sofisticados sistemas de tracción total.

A día de hoy el Suzuki S-Cross sigue manteniéndose fiel a sus orígenes y es uno de los pocos crossover de su categoría que dispone un verdadero sistema de tracción a las cuatro ruedas, que combinado con su altura libre al suelo y la robustez de su carrocería y suspensiones, le permiten salir del asfalto con garantías.

ALL GRIP: la tracción total para todos los públicos

El Suzuki S-Cross emplea la variante SELECT del sistema 4WD ALL GRIP, que permite seleccionar cuatro programas (Auto, Sport, Snow y Lock) a través de un simple dial ubicado en el túnel central.

Este sistema de tracción a las cuatro ruedas, controlado electrónicamente y con modo de conducción seleccionable, utiliza un sencillo mando que hace que el conductor pueda experimentar distintos estilos de conducción dependiendo del tipo y condiciones de la carretera.

El control de estabilidad ESP está optimizado para trabajar en conjunto con cada programa de tracción. En el modo Sport, debilita la intervención de control de tracción para aumentar la eficacia y maximizar la sensación de control del conductor. En el modo Snow, permite que el control de tracción intervenga de un modo más incisivo para maximizar la estabilidad. Y en el modo Bloqueo, el ESP mejora la capacidad de tracción aplicando fuerza de frenado a las ruedas que giran sin tracción y priorizando la asignación de par a los neumáticos que sí disponen de adherencia.

Asistencia al conductor con el control predictivo inteligente

El sistema ALLGRIP SELECT emplea un diferencial viscoso central para repartir la potencia entre los ejes delantero y trasero. Cuando se produce una variación rotacional entre las ruedas delanteras y traseras, el embrague multidisco con  aceite de silicona de alta viscosidad se acopla y transfiere el par a las ruedas traseras.

Además, el sistema dispone del control inteligente predictivo Synergetic Vehicle Dynamics Control, que se anticipa al posible deslizamiento en función de la superficie de la carretera, la posición del acelerador, el giro de la dirección, el ángulo de guiñada y otros factores, y asigna más par a las ruedas delanteras o traseras para evitarlo o compensarlo.

De esta forma, en lugar de reaccionar después de perder el agarre, la tracción ALLGRIP SELECT con Synergetic Vehicle Dynamics Control actúa para evitar o compensar cualquier tendencia de deslizamiento lateral del vehículo en sus primeros compases, antes de que intervenga el control ESP.

Este sistema también puede actuar sobre la dirección para aumentar la estabilidad del S-Cross. Por ejemplo, cuando se detecta una tendencia del vehículo al sobreviraje porque las ruedas traseras están a punto de deslizar, el Synergetic Vehicle Dynamics Control asiste al conductor con un pequeño contravolante; y en la tracción, asignando más par a las ruedas delanteras.

Robusto y capaz

Además de ofrecer la tracción ALL GRIP, el S-Cross aumentó en su última actualización su distancia libre al suelo, que ahora es de 180 mm, lo que permite afrontar zonas de pequeña complicación sin temor a tocar los bajos del coche.

El Chasis del el S-Cross, que de acero de muy alta resistencia, y sus sistemas de suspensión son robustos y ligeros. Esto contribuye a una conducción estable y a un bajo consumo de combustible en carretera; y a soportar un uso esporádico fuera de ella.

El interior también acompaña al carácter aventurero de este modelo. El S-Cross ofrece unas buenas cotas de habitabilidad y un maletero de 430 litros, que puede ampliarse abatiendo los asientos traseros (60:40). La bandeja inferior situada sobre el piso del maletero se adapta a múltiples posiciones y proporciona una gran flexibilidad. La zona de carga dispone de una toma de corriente 12V y de ganchos para fijar el equipaje.

You may also like...