VW Tiguan Sport 190 CV: compañero ideal

La verdad es que afirmar categóricamente que el nuevo Tiguan puede ser nuestro compañero ideal puede tildarse de valiente. Y es que debemos tener en cuenta nuestras necesidades para así poder afirmarlo. Si nuestro caso es el una familia de tres o cuatro componentes, amantes de los largos viajes con excursiones lejos del negro asfalto y buscan un SUV con excelentes niveles de acabado, buenas prestaciones y con una imagen moderna y atractiva…. El Tiguan puede ser el “componente” perfecto para nuestra familia.

Y es que esta es la carta de presentación del Tiguan, un SUV familiar con prestaciones “importantes” en esta versión de 190 caballos y con un paquete tecnológico a la ultima, aderezado con una agradable imagen que no dejara indiferente a nadie.

Buen maletero para poder llenarlo hasta los topes, amplitud tanto en las plazas delanteras como en las traseras y, en el caso de la unidad de prueba que VW nos cedió, la bola de remolque, totalmente escamoteable cuando no la usemos, para no dejarnos en casa nada…

Por entrar un poco en antecedentes, de la anterior versión del Tiguan se han vendido algo mas de 2,8 millones de unidades en todo el mundo y, a pesar de ello, muchos eran los que decían que era un buen producto, pero que le faltaba algo para ser un SUV que llamara la atención.

No puedo asegurar que en VW fueran “conscientes” de ello, pero lo que si puedo afirmar es que en esta nueva versión que hoy vamos a exprimir si pasa el examen con muy buena nota, con una imagen muy renovada y que si acapara miradas por donde va, recordando ligeramente a su hermano mayor, el Tuareg, en muchos aspectos.

MAS GRANDE

En lo que mas se nota estéticamente hablando es que ha crecido, concretamente 77mm de batalla y 33 mm de ancho, ahora parece un coche muy proporcionado y asentado, los pasajeros de las 3 plazas traseras viajan ahora algo más cómodos y el maletero llega hasta 520 litros en condiciones normales. Si desplazamos la banqueta trasera los 180 mm que permite, aumentamos hasta los 615, cifras bastante importantes tratándose de un coche con marcado carácter familiar.

En la zona dedicada al conductor, una vez más hay que quitarse el sombrero con los acabados del Tiguan. Con solo echar un vistazo a su interior, pronto adivinamos que es un coche con claro interés de aportar lujo y comodidad a sus pasajeros. El cuadro de relojes, personalizable y con multitud de posibilidades para dejarlo a nuestro gusto, es capaz de mantener informado al conductor en todo momento de toda la información que pueda necesitar sin tener que apartar la vista ni un instante: desde el mapa con todas las informaciones de navegación, hasta el completísimo ordenador de a bordo, pasando por una detallada información de algunos elementos mecánicos del coche.

A los mandos podemos catalogarlo como un coche cómodo y fácil de conducir con una amplia visión y una posición ligeramente elevada muy de agradecer sobre todo a la hora de maniobrar con el Tiguan. La versión que hemos tenido la oportunidad de probar venia equipada con una pantalla de 8 pulgadas con gran calidad de imagen y por su supuesto el sistema de conectividad app-connect, un sistema que poco a poco se va a convertir en indispensable.

Los asientos eléctricos, en el caso de nuestra unidad, permiten una rápida colocación idónea, son cómodos y permiten viajar durante muchos kilómetros sin que la fatiga haga acto de presencia. Un plus de comodidad que hace que la conducción se convierta casi en placer es la caja de cambios DSG de 7 velocidades, un prodigio de suavidad, rapidez y sobre todo efectividad.

MOTOR SOBRADO

La versión de 190 caballos que equipa nuestro Tiguan no es la mas potente de todas pero, a nuestro parecer puede ser una excelente opción. Es un motor capaz de contentar a todo usuario. Si no nos gusta apretar con el pie derecho, no vamos a tener problemas con él, lleno desde la zona baja del cuenta revoluciones, ausencia total de vibraciones y bajo nivel de rumorosidad. Si por el contrario, nos “pesa” el pie derecho y nos gusta sacarle el máximo partido al motor, los 190 caballos también son mas que suficientes para satisfacer a los mas exigentes.

 

Los consumos que ofrece este motor son muy equilibrados, a pesar de que nuestra versión estaba equipada con 4Motion, y se han quedado de media por debajo de los 7 litros.

Este nuevo sistema de tracción, evidentemente aumenta muchos enteros la seguridad pero penaliza, ligeramente como he comentado, los consumos. Es un sistema por medio del cual podemos elegir entre distintos tipos de transmisión: carretera, nieve y dos modos de off-road. Además de esta opción, de la misma forma que otros VW, podemos elegir entre cinco programas de conducción: Eco, Confort, Normal, Sport e Individual, que modifican la dureza de la suspensión, respuesta del motor y del cambio, asistencia de la dirección y el funcionamiento del climatizador con mas o menos potencia.

RESUMIENDO

Un gran coche. Perfecto si se adapta a nuestras necesidades. Coche familiar, espacioso, gran maletero, cómodo para viajar, consumos reducidos, ligeras excursiones en nieve o tramos de caminos… Ideal para este tipo de necesidades. 190 caballos que dan mucho de si y que nunca van a mantener al coche siempre vivo y que permite una rapidez de reacciones bastante alta. Sin duda, con tres niños, equipaje y bicicletas…. El Taguan puede ser una excelente elección.

You may also like...