El nuevo Volkswagen Golf R marca la referencia en rendimiento

El nuevo Golf R, en el mercado desde principios de año, mejora el rendimiento de todos los modelos Golf R anteriores, con una potencia de 235 kW (320 CV) y un par motor de 420 Nm

Para garantizar que esa potencia se transmita a la carretera lo más eficazmente posible, los ingenieros de Volkswagen han desarrollado un nuevo sistema de tracción total 4MOTION con reparto del par en el eje trasero. Éste constituye la base en la mejora del control en el Golf R, que marca nuevas referencias en su segmento.

Tradicionalmente, el Golf R ha sido el modelo más potente del superventas de Volkswagen. Con tracción total y el diseño y equipamiento más exclusivos, este coche de gran dinamismo siempre representa lo mejor de la tecnología en su segmento. Y esta vez las cosas no son distintas: el Golf R es el primer Volkswagen que se lanza con un nuevo sistema de tracción total: 4MOTION con reparto vectorial del par “R-Performance Torque Vectoring”. Este sistema, interconectado de forma inteligente mediante la configuración dinámica del vehículo, permite acceder a una nueva dimensión en términos de deportividad.

“Nuestro objetivo con el Golf R era hacer que sus características de conducción fuesen lo más neutras posibles. En otras palabras, queríamos asegurarnos de que el vehículo ni subvirase ni sobrevirase– en todo momento, su control debía ser tan sencillo y directo como fuera posible”, explica Jonas Thielebein, el ingeniero responsable del Golf R. Como desarrollador de Volkswagen R, está especialmente orgulloso del sistema de reparto del par. Un nuevo eje trasero distribuye la potencia motriz no solo entre los ejes delantero y trasero, sino también entre las dos ruedas traseras. Esto permite incrementar de forma significativa la agilidad del Golf R, especialmente en las curvas. “El control selectivo de reparto del par entre las ruedas te permite llevar el coche hasta nuevos límites. Incluso a altas velocidades, el control del vehículo mantiene la máxima neutralidad posible”, añade Thielebein. 

El Paquete R-Performance

El Golf R también puede pedirse con el Paquete R-Performance opcional, que en este caso incrementa la velocidad punta hasta los 270 km/h. El Paquete R-Performance también incluye un alerón trasero más grande y prominente, para reforzar la carga aerodinámica, llantas de 19 pulgadas de diseño Estoril, y dos perfiles de conducción adicionales: “Special” (modo Nürburgring) y “Drift”. El selector de modo de conducción es rápidamente accesible pulsando ligeramente el botón R del volante.

Dos perfiles de conducción para el máximo rendimiento

Lejos de la vía pública, el modo Drift abre un nuevo nivel de dinámica de conducción, y explota más a fondo el potencial del reparto del par provocando sobreviraje, en vez de mantener un control neutro sobre el vehículo: el máximo par motor posible en este modo está disponible en la rueda situada en el exterior de la curva. El ESC en modo Drift tiene la configuración “Sport” de serie, lo que significa que la electrónica de control del Golf R se activa mucho más tarde. Sin embargo, también es posible derrapar de verdad: basta con poner el ESC en OFF. 

Más control para los conductores

En ambos modos del Paquete R-Performance, el característico tacto del pedal del acelerador ha sido creado con un diseño sensible para crear una sensación de alto rendimiento sin filtros. Este alto grado de control es una ventaja cuando se trata de realizar derrapes perfectos en la nieve, en el hielo, o sobre el asfalto. Tanto en modo Special como en modo Drift, la calibración de la caja de cambios del motor de 420 Nm ha sido optimizada para mantener un nivel consistentemente elevado de rpm. Por lo tanto, en modo automático, la caja de cambios de doble embrague (DSG) se activa lo más tarde posible y se desactiva lo antes posible, lo cual ayuda con el desarrollo de potencia. 

Por primera vez desde la introducción de la DSG, la caja de cambios se mantendrá en modo manual en ambos modos si el conductor ha seleccionado la opción. Por lo tanto, no aumentará o disminuirá la marcha si el conductor no lo realiza mediante las levas, ahora de mayor tamaño, situadas en el volante.  La vuelta accidental al modo automático es ahora cosa del pasado. Esto es algo que profesionales como Benjamin Leuchter habían estado esperando durante mucho tiempo. Como embajador de la marca y conductor de pruebas y desarrollo en Volkswagen, Leuchter ha realizado aportaciones significativas al desarrollo y reajuste del Golf R. “Mi veredicto es claro: ¡el Golf R es el modelo más destacado de la gama de productos! Con la nueva tracción total, que distribuye perfectamente la potencia entre las ruedas, y los dos nuevos modos de conducción, el Golf R ofrece una experiencia de conducción enormemente divertida”.

You may also like...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: