Jeep Gladiator: una auténtica bestia TT que todos querríamos tener

El Gladiator es un coche con carácter y personalidad con un comportamiento off-road impresionante

Si dentro del mercado del TT hay un icono, ese es el Wrangler. Un coche que ha marcado una época y que a casi todos, amantes o no del TT, nos hubiera gustado tener. Hay imágenes del Wrangler que seguro se nos han quedado grabadas en la retina, puertas quitadas, techo descubierto, parabrisas abatido… afirmando que con el paso de años y las versiones sigue siendo un coche admirado y deseado.

El Wrangler, en todas sus épocas, ha sido un coche con carácter y personalidad, con un diseño inconfundible, con un comportamiento mecánico al más alto nivel y con unos detalles que le han hecho diferente en todos los aspectos. Su hermano, el Gladiator, comparte todos estos genes, pero hay que sumarle dos importantes detalles: por un lado, una imagen Pick-up muy llamativa y por otro, una capacidad de carga muy superior.

PRIMERA VEZ EN EUROPA

Han sido un par de años de espera desde que este modelo se presentó en EEUU y llega por fin, por primera vez a Europa.  En el mercado americano, Jeep tiene una larga trayectoria en este segmento y sus modelos se cuentan por éxitos hasta que en 1992 se dejó de comercializar el Jepp Comanche. Ahora, los de Jeep han puesto toda la carne en el asador y quieren, desde el primer momento, ser el modelo referencia en los “big PickUp”. Así que, los yanquis, van a por todas y han apostado por lo seguro. Si el Wrangler funciona, vamos a seguir sus pasos y sacamos a la venta “el hermano mayor”. Este ha debido ser el pensamiento, y la realidad, podemos decir que también es esa.

La base de esta “bestia” devora caminos es la de su hermano de gama. Toma como base la plataforma del Wrangler aunque debidamente modificada para soportar los mayores niveles de carga a que se va a ver sometido. Su robusto chasis, uno de sus principales argumentos, es de largueros y travesaños, descansado la carrocería sobre ellos al mismo tiempo que la caja trasera. No debemos olvidar que uno de los detalles que más llaman la atención de esta carrocería es la posibilidad de desmotar el techo, puertas y parabrisas, como un guiño al pasado recordando a los viejos modelos. Para asegurar la fiabilidad, se han elegido ejes rígidos DANA 44, bastante más resistentes que los Wrangler convencionales, que gracias a ello se aseguran una articulación de suspensión mas notable.

Uno de los aspectos en el que más llama la atención sin duda son su grandes dimensiones. El Gladiator es algo más largo que el Wrangler y llega hasta los 5,59 metros de longitud, 1,89 metros de ancho, llegando a una distancia entre ejes de 3,49 metros. En cuanto a los ángulos todo terreno, el de entrada llega a los 41 grados mientras que el de salida llega hasta los 25. El ventral es 18,4, la altura libre llega a los 25,3 centimetros y la profundidad de vades es de 76 centímetros.

La capacidad de remolque es de más de 2.700 kilos y la caja trasera tiene 1,5 metros de longitud y 1,4 de ancho con una capacidad de carga de 613 kilos.

Si imponente es por su tamaño, también es atractivo por su llamativo diseño. Tiene las inconfundibles señas de identidad de Jeep, como la veterana e inmune al paso del tiempo parrilla vertical de faros redondeados y sus siete bandas, el lateral adornado por los llamativos pasos de rueda, las llantas de 18 pulgadas o los estribos. En el pequeño portón lateral no pueden faltar las letras JEEP acompañadas de los faros con diseño cuadrado de tipo LED.

INTERIOR

Nada difiere del de sus hermanos de gama. Es un interior que recuerda claramente a sus antecesores pero con los toques necesarios para ser actual e integrar todos los nuevos sistemas de ayuda e info que tiene el Gladiator. Por supuesto, y tratándose de un TT de estas características le faltan pocos detalles para mejorar el confort: panel de mandos con pantalla de color de 7 pulgadas de tamaño, equipo multimedia de última generación acompañado de todas las opciones de concectividad y presidiendo la pantalla central, una pantalla de 8,4 pulgadas con APP que se pueden ordenar como si fuera un smartPhone de última generación. No puede faltar el climatizador con mandos independientes y el volante multifunción acabado en cuero, material tambíen presente en los tiradores de las puertas y los asientos.

Pero los opcionales no acaban aquí!!! El detector de angulo muerto con control del cruce cuando tenemos que circular marcha atrás, algo muy importante en un vehículo de estas características; la cámara delantera que permite ver los obstáculos cuando estamos circulando todo terreno; aviso de impacto frontal automático; luces de carretera automáticas y por último el control de crucero adaptativo.

Si nos adentramos en el interior y accedemos a las plazas traseras, no podemos decir que ofrece el mismo confort de un turismo… pero claro, no hay que olvidad que estamos ante un Gladiator, un PickUp, que tiene muchas virtudes y también algunos aspectos negativos. En las plazas traseras pueden viajar con espacio suficiente dos adultos, con buenas cotas de longitud y altura, mientras que la anchura se queda algo escasa y el handicap de un respaldo demasiado vertical. La tercera plaza, la central, es harina de otro costal. Es algo menos amplia debido al tunel de transmisión y el “aparataje” que Jeep ha instalado: mandos de los elevalunas, portabebidas de generosas dimensiones y las tomas de ventilación.

Las virtudes son muchas y podemos citar la gran modularidad que ofrece este asiento. Las banquetas las podemos plegar en vertical para poder llevar objetos que no queramos que vayan en la caja. Debajo de ellas encontramos cofres portaobjetos y…. SORPRESA!!! Un gran altavoz Bluetooth portatil para animar nuestras excursiones camperas cuando nos bajemos del Gladiator.

No debemos olvidar tampoco la posibilidad de lavar todo el interior del Gladiator  ¡¡¡Con una manguera!!! Ya que es 100% lavable.

Pero aquí no se acaban, ya que una de las mejores cosas que podemos encontrar en el Gladiator es, sin duda, la caja trasera y todos los opcionales que podemos encontrar en el mercado. Posee una lona protectora impermeable y de gran calidad, una superficie antideslizante que ofrece una gran versatilidad de uso y sobre a la hora de su limpieza, fijaciones en los laterales de caja que podemos moverlos a nuestro antojo y un enchufe con una toma de corriente de 230 voltios, así como una luz que nos facilita la búsqueda de equipaje o bultos en condiciones escasas de luz ambiental.

EN MARCHA

Lo primero que debemos decir del Gladiator es que es una auténtica bestia todo terreno. El único límite lo vamos a encontrar en el tamaño.. ¡de los caminos! Da igual los cruces de puentes, los escalones, las inclinaciones laterales… el límite del Gladiator está muy lejos. Y a pesar de su tamaño, vamos a ser capaces de circular por caminos muy revirados gracias a su buen ángulo de giro, algo impensable hasta que no te pones “a buscarle las cosquillas”. Y casi siempre saldrás airoso, como he dicho, una auténtica bestia.
Gran parte de culpa de este excepcional funcionamiento off-road lo tiene la combinación de su sistema de transmisión y el bravo 3.0 V6 Multijet de 264 caballos, disponibles tan solo a 3.600 rpm, y 600 Nm de par entre 1.400 y 2.800 rpm. Un prodigio de motor que circulando con cierto cuidado se le puede sacar un consumo medio de poco más de 8 litros cada 100 km.

La caja de cambios es de origen ZF automática con convertidor de par con ocho velocidades, con posibilidad de manejo secuencial manual mediante la palanca de cambios. Las posibilidades de transmisión gracias a la tracción total permanente Command-Trac son múltiples: 2H, tracción trasera; 4H, tracción total; 4H Part time, bloquea el dirferencial para repartir el par entre ambos ejes; y por último 4L, reductora con relacion 2,72:1.

Sin ninguna duda, el hábitat natural del Gladiator es el off-road. Como he comentado, en este terreno, los límites van a estar muy lejos y las excursiones mas “duras” van a ser “pecata minuta” para el Gladiator. Barro, nieve, arena, caminos revirados, cruces de puentes, inclinaciones.. Todo es posible con el Gladiator. Ahora, si nos vamos a hacer un largo viaje por carretera, ya sabemos lo que tenemos, un autentico TT que no tiene como objetivo principal la comodidad y la aerodinámica en la carretera. Este es un peaje que hay que pagar si queremos tener una bestia TT, con muchas posibilidades como circular sin las puertas, techo, luna….No se puede tener todo.

You may also like...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: