Nuevo Seat E-LEON: la apuesta eléctrica de Seat sigue adelante

El gasto de carburante homologado es de entre 1,1 y 1,3 l/100 kilómetros, mientras que las emisiones medias son de entre 25 y 30 gramos de CO2 por kilómetro

El nuevo León ha sido el encargado de hacer debutar la tecnología híbrida enchufable de SEAT. De esta forma, la cuarta generación del modelo, que se construye sobre la plataforma MQB Evo del Grupo Volkswagen, ofrece hasta cinco opciones de propulsión diferentes: gasolina (TSI), diésel (TDI), gasolina y gas natural comprimido (TGI), ‘Mild Hybrid’ (eTSI) e híbrido enchufable (e-HYBRID).

Disponible tanto en cinco puertas como en carrocería Sportstourer, el SEAT León e-HYBRID se impulsa gracias a un motor de gasolina 1.4 TSI con 150 CV (110 kW) y otro eléctrico de 115 CV (85 kW). La potencia total del conjunto es de 204 CV (150 kW), mientras que su par máximo es de 350 Nm. Estas cifras aseguran el dinamismo propio de SEAT con la máxima eficiencia y respeto por el medio ambiente. De hecho, este e-HYBRID es el León más potente de todos, lo que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos en el caso del SEAT León de cinco puertas y alcanzar una velocidad máxima de 220 km/h.

El motor eléctrico se alimenta de una batería de 13 kWh de capacidad que es la responsable de ofrecer una autonomía de hasta 64 kilómetros sin emisiones según WLTP (72 kilómetros NEDC) a una velocidad máxima de 140 km/h. Esta cifra se eleva a unos 800 kilómetros en total si se contabiliza lo que ofrece el motor de gasolina. El gasto de carburante homologado es de entre 1,1 y 1,3 l/100 kilómetros, mientras que las emisiones medias son de entre 25 y 30 gramos de CO2 por kilómetro. La batería del SEAT León e-HYBRID requiere el empleo de 5h 45min en el caso de proceder a su recarga en un enchufe doméstico de 2,3 kW/h, un tiempo que desciende hasta 3h 40min en el caso de utilizar un cargador de pared, tipo Wall Box, de 3,6 kW/h.

El conjunto de la batería se ha instalado justo debajo de la banqueta trasera de los asientos en busca de poder ofrecer el mejor dinamismo posible a través de un adecuado reparto de pesos y un descenso del centro de gravedad. A pesar de ello la capacidad del maletero del SEAT León e-HYBRID es de 270 litros en el caso de la versión de 5 puertas y de 470 en el del Sportstourer, cantidades que le permiten seguir estando entre los mejores de su categoría.

El SEAT León e-Hybrid está disponible por un precio de 28.900 € con descuentos de la marca, para el FR GO “L”, una versión de acabado que incluye de serie una amplia lista de equipamiento, donde destacan elementos tecnológicos de seguridad y conectividad, como por ejemplo el control de crucero adaptativo y predictivo, detector de ángulo muerto, alerta de tráfico posterior, asistente de advertencia de apertura de puertas a los pasajeros, asistente de frenada automática en ciudad, asistente de aparcamiento automático, modos de conducción con control dinámico de chasis DCC, que permite controlar la firmeza de los amortiguadores en hasta 14 posiciones, sistema de navegación con pantalla de 10’’ y conexión online, cuadro de mandos Digital Cockpit de 10,25’’, Full Link con Android Auto y Apple Car Play, o la aplicación SEAT Connect, entre otros muchos elementos.

Los secretos del motor del SEAT León e-HYBRID

Más allá de sus cifras de potencia o de sus prestaciones, el motor del SEAT León e-HYBRID esconde una serie de características que son las que lo convierten en una auténtica joya de ingeniería. Por ejemplo, utiliza un turbocompresor de geometría variable y una tecnología de inyección directa que son los que permiten ofrecer un elevado nivel de prestaciones sin perjudicar la eficiencia. Su suave funcionamiento encuentra su razón de ser en su diámetro y carrera, de 74,5 y 80 milímetros respectivamente, y en su relación de compresión, que es de 10:1. Todo en el motor 1.4 TSI está pensado para asentarse de la forma más natural posible en el seno de esta configuración híbrida enchufable.

Los diferentes modos de conducción permiten que el SEAT León e-HYBRID haga funcionar ambos motores a la vez, sólo el de combustión, o exclusivamente el eléctrico. Este último entrega toda su fuerza de forma inmediata, algo que también se nota en el modo híbrido cuando se demanda el total de la potencia. En ese caso son diez los segundos en los que el propulsor eléctrico aporta su apoyo al térmico. No obstante, el vehículo está pensado para arrancar por defecto en modo totalmente eléctrico si hay carga suficiente en la batería. El paso al modo híbrido se produce cuando esto último no se da o cuando se superan los 140 km/h. El conductor, por su parte, puede elegir mantener o no el estado de la carga para utilizarla cuando sea más adecuado, es decir, en entornos urbanos.

Otra de las características del sistema híbrido del nuevo León es que permite crear el efecto de conducción con un solo pedal. Cuando se levanta el pie del acelerador, el motor eléctrico es el encargado de frenar mediante la regeneración de la batería. Durante las fases de frenadas se pueden recuperar hasta 40 kW de energía. Para mantener la temperatura del sistema eléctrico, que consta de motor, cargador, batería de alto voltaje, toma de carga, unidad de potencia electrónica y compresor de aire acondicionado, se ha instalado un sistema adicional de refrigeración por agua, que cuenta con su propio radiador y con un tanque de expansión.

La transmisión a la que recurre el SEAT León e-HYBRID es una DSG de doble embrague con seis velocidades que juega su papel en términos de eficiencia. Cuenta con tecnología ‘Shift-by-wire’, de tal forma que el selector de marchas no se conecta de forma física con la caja de cambios y sí electrónicamente. La transmisión dispone de una bomba de aceite que permite asegurar el correcto funcionamiento de la misma y su lubricación incluso cuando el motor de combustión no funciona. Tanto el motor térmico como el eléctrico, así como la unidad de control de potencia, se sitúan bajo el capó. Esto, unido a la batería dispuesta en la parte trasera y al depósito de carburante, que se ubica bajo el piso del maletero, ha permitido que no haya sido necesario compensar el chasis en ningún sitio. El peso del León e-HYBRID de 5 puertas es de 1.614 kg, mientras que la variante Sportstourer se eleva hasta 1.658 kg.

Conectividad específica para el SEAT León e-HYBRID

La aplicación SEAT Connect permite una serie de funciones específicas para el León e-HYBRID. Basta con descargarla en cualquier dispositivo inteligente para acceder a las mismas. Entre ellas se encuentra el e-Manager, que es lo que permite gestionar a distancia el proceso de carga de la batería. De esta forma se puede llevar a cabo la misma cuando sea más beneficioso desde el punto de vista económico. También se puede, gracias a que el compresor de aire acondicionado depende del sistema eléctrico, climatizar el habitáculo a una temperatura de entre 15 y 22 grados hasta 30 minutos antes de emprender la marcha. Si esto se realiza con el vehículo enchufado a la red se consigue alargar la autonomía eléctrica en marcha. Y todo ello, obviamente, con todos los beneficios que supone llevar la Etiqueta Cero de la DGT.

You may also like...

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: