Subaru Impreza Eco Hybrid: efectividad, confort y seguridad

El plus de la tracción total es, desde luego, un argumento de venta muy importante para los clientes que valoran una buena capacidad de tracción

Subaru siempre se ha mostrado como una marca con unos valores diferentes. Ofrece unos valores añadidos que para otras marcas quedan en segundo plano. Si buscas un coche en el que la prioridad ha sido un diseño siguiendo las últimas tendencias y que ofrece el consumo más bajo del segmento, el Subaru Impreza no es tu coche. Si por el contrario, lo que buscas es un coche actual, en el que por encima de todo prima la seguridad, fiabilidad y el confort de marcha, el Impreza es tu coche.

Esos valores añadidos que he comentado, como la seguridad, fiabilidad, altos estándares de calidad y confort, unidos a la tracción total y una buena ración de seguridad activa y pasiva, hacen del Subaru un coche ideal para quienes valoren todos estos aspectos. Todo ello recogido en una carrocería compacta que puede cubrir la mayoría de las expectativas de los posibles compradores.

AÑOS DE HISTORIA

Este carismático modelo de Subaru nació en 1992 y muy poco queda ya de él, tanto mecánicamente como espiritualmente. Los primeros Subaru eran coches muy aspiracionales que seguían el legado del WRC. Ahora, el Impreza es un coche mucho mas “lógico” y acorde a los tiempos que corren, con la etiqueta ECO de la DGT y mucho más respetuoso con el medio ambiente.

Los cambios estéticos que vemos en este nuevo Impreza no son muy grandes respecto a la versión anterior. La principal de ellas la vemos en el frontal, con un paragolpes totalmente rediseñado con una entrada de aire mucho más alargada. Los grupos ópticos, tanto delanteros como traseros son de nueva factura y aparecen nuevos logos que nos dejan claro que tenemos delante un Hybrid.

En cuanto al diseño exterior, poco más podemos decir que no lo veamos en las imágenes que aderezan el artículo. Si nos centramos en las dimensiones, estas son: 4.475m de largo;  1.775m de ancho; 1.515 de alto; y por último una distancia entre ejes que llega hasta los 2.670m, lo que se traduce en una excelente habitabilidad interior.

Este interior, que se beneficia la arquitectura global de Subaru, es la muestra más clara de que en la marca se preocupan en gran medida del confort, calidad y habitabilidad. La realidad es que podemos decir que el Subaru es un coche bastante amplio y la sensación que ofrece al conductor es que aún lo es más. Las molduras de las puertas son estrechas así como los pilares A, destacando la gran superficie acristalada, que unida a una posición de conducción elevada, facilita un control total del entorno al conductor. Uno de los detalles de los coches Subaru, es que desde la marca se “jactan” de diseñar sus productos partiendo del puesto de conducción, el Impreza, una clara muestra de ello.

En el interior predominan los detalles y materiales de calidad. Presenta materiales de diferentes texturas, incluido un material parecido al carbono, que dan cierto aire de “grandeza” al Impreza.

En la parte del puesto de conducción, vemos dos esferas analógicas entre las que hay una pantalla de 4,2 pulgadas que sirve para consultar algunos parámetros de la marcha. En la parte alta y central del salpicadero, otra pantalla, esta vez LCD y de 6,3 pulgadas nos muestra más datos del viaje y funcionamiento del sistema Hybrid. Presidiendo el centro del salpicadero, disponemos el sistema de info entretenimiento de 8 pulgadas de tamaño. Dispone de Android Auto, Apple CarPlay y el exclusivo sistema Subaru Starlink, pudiendo gestionar a través de ella el resto de opciones y configuraciones del Subaru.

Los sistemas de seguridad así como los asistentes de ayuda a la conducción son numerosos y efectivos: Start Stop y freno de mano eléctrico; asistente de arranque en subida: llave de acceso inteligente; sistema de seguridad preventiva EyeSight; luces cortas-largas automáticas; cámara de visión trasera; reposacabezas activos y ajustables; luces delanteras  y traseras LED; retrovisores exteriores plegables; asientos delanteros calefactables; sensor de lluvia… multitud de opciones que aseguran un alto nivel de confort y seguridad a bordo.

La habitabilidad de las plazas delanteras está muy conseguida y como comentaba antes, con una posición de conducción algo más elevada de lo habitual que se convierte seguridad y control para el conductor. Para las plazas traseras, las dos laterales mantienen buenas cotas mientras que la central queda algo penalizada por la existencia del túnel de transmisión. En cuanto a la capacidad del maletero, esta se queda a un poco de los 400 litros, más que suficiente para la mayoría de las situaciones.

IMPULSO ELECTRICO

La motorización de este Impreza es un 2.0 litros de gasolina, en configuración BOXER  de cuatro cilindros que rinde una potencia de 150 cv. Para poder disponer de la etiqueta ECO, dispone como apoyo al motor atmosférico de un motor eléctrico de 16,7 caballos alimentado por una batería de 0,57  kWh, que entra en escena en momentos de baja velocidad o muy puntuales, como saliendo desde parado o como apoyo en aceleraciones fuertes. El signo de que el motor eléctrico está en funcionamiento, es cuando la palabra “EV” aparece en color verde en nuestro cuadro de mandos.

No es un coche que busque unas prestaciones de infarto. La potencia final es más que suficiente para el uso diario y gracias a la ayuda del pequeño eléctrico los consumos no podemos decir que sean elevados: 7 litros de media tratándose de una tracción total es una cifra mucho más que interesante.

Este sistema 4×4 de subaru se denomina Symetrical AWD y es el que hace que el Subaru tenga ese plus de seguridad que muchos conductores buscan. Penaliza algo las prestaciones, aumenta ligeramente el consumo, pero asegura tener un mejor control y mayor seguridad en todo momento.

La caja de cambios es una transmisión automática por variador con cambio de marchas simuladas. Cuenta con levas en el volante y si optamos por el cambio manual, acciona una superior de forma automática al acercarnos a la zona roja del rpm.

Es un motor muy silencioso y cómodo de conducir, que pasa prácticamente desapercibido circulando a bajo y medio régimen, mostrando algo más de sonoridad y buscamos rendimiento puro buscando las máximas prestaciones.

CONCLUSION

Este Impreza de Subaru es un coche muy equilibrado en todos los aspectos, que destaca eso si, por sus altos niveles de confort y calidad. El plus de la tracción total es, desde luego, un argumento de venta muy importante para los clientes que valoran una buena capacidad de tracción en todo momento, pero sobre todo para aquellos que vivan en zonas climáticas poco benévolas.

You may also like...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: