Volkswagen Caravelle 2.0 150cv: un “coche” distinto para gente distinta

Un motor excepcional con una reputación que le avala, capacidad de carga impresionante y acabados y confort de turismo: si se adapta a nuestras necesidades es perfecta

No me canso de decirlo en repetidas ocasiones. Para cada necesidad hay un coche. Es decir, que dependiendo de nuestra forma de vida, o de nuestras necesidades cotidianas, o de los hobbies de fin de semana, deberemos elegir un modelo de coche u otro.

Desde luego lo ideal sería tener un pequeño eléctrico para los desplazamientos urbanos durante la semana, un todo terreno para cuando queremos ir a la nieve o salir a disfrutar del campo y, por último, la super berlina para cuando nos toca ir a la boda de alguien o tenemos por delante un largo viaje de muchos kilómetros. Pero desgraciadamente esto solo esta al alcance de unos pocos privilegiados.

Para el resto de los mortales, el tema es más complejo. Tenemos que tener un coche que cubra todas nuestras necesidades. O al menos que no nos complique en exceso en nuestras actividades diarias. La Caravelle puede aportarnos una solución.

Vamos a poner un ejemplo tipo de la familia ideal a la que la Caravelle le puede hacer la vida más fácil. Pareja con 3 hijos, a los que les gusta salir los fines de semana con mucho equipaje, como bicicletas, skate, a la nieve, de camping… configurada para 5 plazas deja un maletero que parece el “estomago” de un contenedor. Si en vez 3 hijos, se amplia hasta 8 plazas, también es posible con un maletero más que suficiente para llevar bastante equipaje para todos los componentes del viaje. Eso si, no debemos olvidar que los viajes que vayamos a hacer los vamos a hacer con un confort de viaje muy alto.

FURGO ESPECIAL

Si además de estas necesidades familiares, las tenemos también profesionales, la Caravelle nos puede seguir ayudando. Con un poco de maña tenemos la opción de quitar los asientos y dejar una superficie de carga totalmente plana con una capacidad impresionante.

Como he dicho es especial y diferente y se nota desde que la vemos por primera vez. Tenemos que tener en cuenta que tener estas “bondades” a la hora que circular con ella exige pagar algún peaje. El primero es la altura. Tenemos que tener cuidado con ciertos parkings en los que no se podría aparcar debido a su altura y encontrar plaza en línea, supone dar alguna vuelta más de lo habitual hasta que encontramos el hueco necesario.

Una vez admitidas estas “pegas” que se solventan con facilidad, al montarnos en la Caravelle encontramos diferencias con un coche convencional. La primera es la altura de acceso al habitáculo, solventado con un escalón y un “agarradero” que hace esta tarea fácil. Una vez acoplados en el puesto de conductor, podemos decir que casi como la de un turismo o un SUV. La única diferencia es la colocación del volante, ligeramente más inclinado hacia adelante y la colocación de los pedales de los pies. Todos estos detalles se olvidan a los pocos minutos de circular con ella y dejan de parecernos extraños.

Otro de los aspectos positivos que encontramos al estar situados en una posición tan elevada es la excelente visibilidad que tenemos en todo momento, acrecentada notablemente por el generoso tamaño de las ventanillas. Por supuesto, sin olvidar la enorme habitabilidad que ofrece en todas las plazas y que la convierten en una auténtica devora kilómetros.

El aspecto del habitáculo es muy similar a cualquier hermano de gama, con la calidad de materiales y el diseño a que nos tiene acostumbrado Volkswagen. Preside la consola central la pantalla multifunción a la que se le puede sacar el máximo partido con la posibilidad de las conexiones Apple y Android y acoplar tanto la música y el funcionamiento de nuestro teléfono móvil de forma rápida y sencilla.

En la bancada central, los asientos sin individuales, asegurando un alto nivel de confort y al mismo tiempo una perfecta modularidad, pudiendo desmontar cualquiera de ellos. Para las tres plazas traseras se ha recurrido a una bancada única, con la posibilidad de reclinar el respaldo únicamente o también recogerla hacia adelante aumentando considerablemente la capacidad del maletero. No debemos dejar de comentar que el acceso a las plazas de esta bancada se hace de forma cómoda y necesidad de ser un “contorsionista”. Esto es debido a que es posible abatir y reclinar casi totalmente el asiento individual que tenemos al lado de la puerta y que ésta misma tiene unas generosas dimensiones y además es de deslizamiento lateral.

CORAZON GENEROSO Y CONOCIDO

Es fácil apostar a lo seguro. Tienes el éxito asegurado. Un motor generoso de 2.0 litros diésel y 150 caballos de conocida reputación y funcionamiento hace las cosas mucho más fáciles. Con este propulsor aseguras una gran fiabilidad y al mismo tiempo una economía de consumo muy alta. A pesar del volumen y del peso que tiene que mover, tras casi 1.500 km por todo tipo de recorridos la media no ha superado los 7 litros cada 100 km.

En el modelo que hemos tenido a prueba, este motor está asociado a una caja de cambios manual de 6 velocidades, con una primera con un desarrollo corto para las salidas desde parado con carga y una sexta muy larga que asegura velocidades crucero a muy bajas revoluciones con esos consumos tan bajos que he comentado.

El comportamiento dinámico en general es muy bueno. Evidentemente no podemos pedir ni prestaciones ni rendimientos de un turismo, pero la Caravelle es un “aparato” que se desenvuelve perfectamente en todas las situaciones. Frena muy bien aunque vayamos a tope de carga y tiene unas suspensiones muy equilibradas, algo rebotonas al ir de vacío, pero tremendamente efectivas en cuanto le metemos un poco de carga.

CONCLUSION

Como dije al principio, cada persona o familia tiene unas necesidades y unos hobbies y su coche debe adaptarse a sus necesidades. Si queremos la Caravelle solo para llevar a los niños al cole y a la compra los sábados por la mañana… tal vez nos estemos confundiendo de coche. Ahora, si vamos a ser capaces de sacar el máximo partido a sus 8 plazas y a su enorme capacidad de carga, con todas las comodidades de un turismo, entonces si, la Caravelle es nuestra mejor aliada.

You may also like...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: