VW Passat Alltrack: con espíritu aventurero

Los posibles compradores de este tipo de coches buscan, mayoritariamente,  la versatilidad y, a la tracción AllTrack, hay que unirle la carrocería Variant, por lo que sin duda están aseguradas

El apellido Alltrack que lleva asociado el VW que traemos esta semana, traducido del inglés, significa “todo pista”. Y es especialmente para eso para lo que está fabricado este Volkswagen Passat Alltrack: un devora aventuras.

En un mercado en el que la tendencia va claramente hacia los SUV, cuando has tenido la oportunidad de hacer muchos kilómetros por los recorridos más variopintos que puedas imaginar, te planteas si realmente es necesario hacer con un SUV en vez de un modelo como este.

Los posibles compradores de este tipo de coches buscan, mayoritariamente,  la versatilidad y, a la tracción AllTrack, hay que unirle la carrocería Variant, por lo que sin duda están aseguradas. Espacio en el maletero más que suficiente, comodidad asegurada para los ocupantes y tracción Alltrack para disfrutar de él cuando el negro asfalto se acaba, son argumentos más que suficientes para que nuestro espíritu aventurero se sienta cómodo con este modelo Alltrack.

La base sobre la que está fabricado este modelo es la conocida del Passat Variant convencional, versión familiar del modelo que lleva en el mercado mas de cuarenta años. El Passat aterrizó en España a principios de la década de los 70, concretamente en el 1973 y, ahora, en su octava generación sigue siendo un coche muy valorado por todas las ventajas y comodidades que ofrece.

La plataforma MQB que tantas alegrías está dando al Grupo VW es también la utilizada para dar vida a este modelo y también es utilizada dentro de la misma marca por el Golf y el Tiguan, así como en otros modelos de sus “primos” de Seat, Audi o Skoda.

DISEÑO

A los amantes de los coches con carrocería familiar, este modelo Alltrack seguro que les encanta. Son coches especiales, que te gustan, o no. No hay termino medio…

Para los neófitos será difícil encontrar diferencias entre este modelo y un Variant convencional, incluso hasta que no pongamos uno al lado de otro, igual tampoco veríamos las diferencias.

Pero en realidad son muchos los detalles que difieren uno de otro. La vista lateral es imponente debido a su gran longitud. Pero hay detalles como las llantas de 18´, los pasos de rueda recubiertos de plástico que le dan imagen de robusto y una gran nervadura que cruza todo el lateral, pasando por los tiradores de las puertas, sin dejar de lado a las barras del techo.

La parte delantera destaca por su alargada parrilla con detalles cromados horizontales, que integra el logotipo de VW y la inscripción exclusiva del modelo Alltrack, con unos faros Led de nuevo diseño que le dotan de elegancia y exclusividad.

La parte trasera también tiene importantes detalles diferenciadores. Pronto se nos van los ojos a la doble y llamativa salida de escape. Son falsas, ya que se trata de unas molduras de plástico que quieren dar ese aspecto “deportivo” y, el escape real está por detrás y apuntando hacia abajo. Equipa un paragolpes específico, con la parte inferior cubierta por plástico y rematada con una protección plateada.

Los 4,77 metros de largo pueden imponer, pero en realidad es un coche muy manejable; el resto de sus medidas son1,83 metros de ancho, 1,53 metros de alto y una distancia entre ejes de 2,79. La mayor diferencia es en la altura libre al suelo, que con la elevación de 2,75 centímetros de la carrocería deja una altura libre al suelo de 17,4 centímetros.

INTERIOR

Si en el exterior las diferencias, en conjunto, son bastante apreciables, en el interior, es prácticamente igual a sus hermanos que están más alejados de la “aventura”. Tan solo unas inscripciones con el nombre de “AllTrack” en algunos lugares, la tapicería exclusiva del modelo y la opción de modo de conducción “off road” en el Drive Profile Selection le diferencian de los modelos “normales”.

Destaca en el centro de la consola, la práctica y de gran calidad, pantalla táctil de 8 pulgadas, desde donde podemos controlas además de todo el sistema multimedia, algunas otras cosas más, como el navegador, datos de conducción, tipo de conducción, etc. No podía faltar, justo encima de la consola, un toque retro, que lo da el reloj analógico.

En el puesto de conducción, llama poderosamente la atención en el VW Passat AllTrack, el Digital Cockpit, la instrumentación digitalizada que podemos personalizar con gran cantidad de parámetros para poder llegar a dejarla a nuestro mas exclusivo gusto.

Las molduras de las puertas tienen un acabado “Premium” en acero inoxidable que, junto con los pedales de gran tamaño con terminación aluminio, dotan al AllTrack de pequeños detalles deportivos. Todos estos “aditamentos” hacen que el AllTrack sea un coche que transmite un alto nivel de confort y muestra una calidad muy alta, casi comparable a la de modelos-rivales Premium.

Uno de los puntos fuertes de este modelo es la habitabilidad interior y la capacidad del maletero. Empezando por la habitabilidad, a ésta solo podemos catalogarla como de “superior”. Las plazas delanteras derrochan espacio por todos los lados, al mismo tiempo que las traseras ofrecen tres plazas muy utilizables en todos los sentidos, con gran espacio para las piernas y espacio libre en las cabezas. Comentar que la central está un poco penalizada por un túnel de transmisión algo “notable”.

Si seguimos por la capacidad del maletero, éste no se podía quedar a la zaga respecto a la habitabilidad interior. Algo menos de 650 litros, con una boca de carga muy accesible y unas formas muy aprovechables con rueda de repuesto incluida, hacen un espacio muy útil y con gran capacidad.

Replegando los asientos, disponible en 60/40, llegamos a tener una superficie que llega casi los 1,800 litros. La forma de “tumbarlos” es una tarea fácil y sencilla con dos palancas situadas muy a mano a la atura del lateral del maletero.

CORAZON

Si hablando de sus líneas exteriores y de las bondades de su interior solo hemos podido decir cosas buenas, ¿Qué se puede decir de un 2.0 TDI de 190 CV unido a una caja de cambios DSG? Pues podemos añadir que es un motor diésel turbo de cuatro cilindros con un par de 400 Nm, el DSG es de doble embrague y seis velocidades, es capaz de llegar a los 100 km/hora en poco más de 7,5 segundos, tiene una velocidad máxima de casi 230 km/hora, equipa tracción total 4MOTION acompañada de diferencial Haldex que reparte la potencia entre un eje y otro y que su consumo homologado es de tan solo 5,2 litros…. ¿Alguien da más? Cifras muy interesantes…..

En marcha destaca desde el primer momento el alto nivel de insonorización que ofrece. O tal vez sea un motor muy silencioso y que no tiene casi vibraciones. Da igual, pero el resultado es excelente.

En cualquiera de sus modos de conducción, estamos ante un coche “alegre”, ágil de reacciones y muy intuitivo. Si queremos buscarle las cosquillas  e intentar buscar “deportividad” podemos usar el cambio de forma manual actuando sobre las pequeñas levas que encontramos detrás del volante.

Actuando sobre los tipos de conducción encontramos importantes diferencias entre uno y otro. Si optamos por el modo ECO, el coche permite circular con “efecto vela”, que desacopla la transmisión y permite una gran cantidad de ahorro de combustible. Pero si optamos por la opción Sport, el comportamiento de la caja de cambios, la sensibilidad del acelerador y el control de la transmisión cambia radicalmente hacia un comportamiento mucho más radical, deportivo y, para que negarlo, mucho más divertido.

Si se nos acaba el asfalto y nos adentramos por algún camino, con el modo OffRoad tenemos asegurada la tracción en todo momento, empujando el eje trasero con energía cada vez que el delantero pierde la adherencia. Tenemos algo más de altura libre respecto a la versión “no aventurera” pero no debemos olvidar que no estamos conduciendo un todo terreno. El control de descenso en pendientes facilita la conducción así como aumenta la seguridad en pendientes extremas.

La conclusión a la que podemos llegar después de haber hecho un “porrón” de kilómetros es que, es un serio candidato a ocupar en nuestro garaje de celebridades.. Un coche elegante y con distinción, efectivo y cómodo, con la posibilidad de poder hacer excursiones fuera del asfalto. El motor soberbio en todos los aspectos, potente, económico y muy deportivo de conducir si nos pasamos al modo manual actuando sobre la DSG con las levas. Y el último punto positivo que también es muy importante: el consumo…Realmente impresionante.

You may also like...

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: